Peras por manzanas

Imagen de César

Permíteme que te cuente algo sobre dos personajes imaginarios llamados Francisco Puertas y Paco Gil. Paco y Francisco son gente común. Francisco tiene manzanas. Paco tiene peras. Las peras y las manzanas son de similares características y valen lo mismo, y ambos dos tienen la misma cantidad de fruta.

Los "Paco y Francisco" de los que te voy a hablar son más o menos así:
Francisco y sus manzanas y Paco y sus peras

Un buen día, cansado de comer solo manzanas, Francisco le propone a Paco cambiarle algunas manzanas por peras. Paco, que también está cansado de comer solamente peras, acepta gustoso el trato. Francisco le da tres manzanas a Paco a cambio de tres peras. Es un trato justo a resultas del cual ambos tienen manzanas y peras. Tras el trato, ambos están contentos.

Transacción 1x1

Hasta aquí hemos descrito un mercado justo en el que las mercancías se valoran por lo que realmente cuestan y los intercambios están equilibrados. Podemos considerar inventados los Mercados, el Trueque, el Dinero, la Economía y la Coca-Cola, que es la chispa de la vida, gracias a todo lo cual todos somos muy felices.

Todos somos tan felices gracias a los mercados, que todos queremos lo mejor para los mercados: queremos, sin ir más lejos, que los mercados sean libres. Los mercados son buenos y la libertad es buena. ¿Qué puede haber mejor que unos mercados libres? ¡Viva el Mercado Libre!

Reflexión personal:

De todos es bien sabido que cuando Dios creó el mundo lo sometió a omnipresentes leyes inmutables y todopoderosas por las que todo y todos nos deberíamos de regir, como son la Ley de la Gravitación Universal, la Ley de la Oferta y la Demanda, etc. Esta última es la Ley Única por la que debe regirse un Mercado Libre Como Dios Manda. Esta Ley, por cierto, ya ha demostrado sobradamente su conveniencia y eficacia... Su conveniencia y eficacia, claro, para que cualquier miserable (también llamado hábil hombre de negocios) te cobre por lo que vende 5, 10 ó 100 veces lo que vale con tal que tú estés "libremente" dispuesto a pagarlo. Y es que gracias a la Sagrada Ley de la Oferta y la Demanda tenemos un mercado en el que una cosa es lo que valen realmente las mercancías (su valor intrínseco) y otra distinta es lo que cuestan (su precio en el mercado); y, a veces, valor y precio no son solo distintos sino muy distintos.


Fin de la reflexión personal. Sigo...

Así que, claro, llega un día en el que nuestro Francisco se da cuenta de que se dan las circunstancias precisas para que Paco esté "libremente" dispuesto a pagar la nada desdeñable cantidad de 6 peras por cada una de sus manzanas, y el trato cambia de una manzana por una pera a una manzana por 6 peras. Y, aunque consigue la manzana que quería, nuestro desperado Paco no siempre está del todo contento con el resultado de este trato, por lo mucho que le cuestan a él las manzanas:

Transacción 1xN

Explicación personal de lo está pasando y de lo que va a pasar:

En este pueblo de Paco y Francisco se discute mucho si los niños deben estudiar o no Religión en la escuela, como de toda la vida se ha hecho. La "alternativa", esa cosa que llaman Ética, nadie la ha estudiado y a nadie le importa un bledo si los niños la aprenden o no. Quizás esto tenga algo que ver con el modo en que Francisco interpreta la economía y el comercio, y quizá tenga algo que ver con el altísimo grado de aceptación con el que su concepción ha sido acogida. Y quizá tenga algo que ver también con que ahora Francisco le ande dando vueltas en la cabeza a aquello de la multiplicación de los panes y los peces y ande pensando que: "El Señor lo hizo... multiplicó los panes y los peces... y, si el Señor lo hizo, tiene que ser bueno... E imitar al Señor, seguir su ejemplo, es bueno también... Luego, si yo lo consiguiese hacer, eso sería bueno... Y si, en vez de regalar los panes y los peces, los vendiese ¡eso sería aún mejor! (especialmente para mí, claro)". Así que...


Fin de la explicación personal de lo que está pasando y de lo que va a pasar. Sigo...

Claro, llega un día en el que nuestro Francisco se da cuenta de que Paco está dispuesto a pagar, ya no por las manzanas, sino tan solo por poder olerlas. Y ese mismo día Francisco se da cuenta de que ha dado con la fórmula que buscaba: a partir de ahora no comercializará sus manzanas, a partir de ahora comercializará su olor bajo las denominaciones Influjo Golden DeLuxe, Aroma de Reineta Especial y Esencia Popular de Verde Doncella. Francisco redacta un Contrato de Licencia de Usuario Final (CLUF) en el que especifica claramente que NO vende las manzanas sino que únicamente le otorga a Paco el derecho de olerlas bajo ciertas condiciones. Francisco es quien pone todas las condiciones que figuran en el CLUF, Paco lo único que puede hacer es aceptarlas. A cambio de poder oler las manzanas bajo todas esas condiciones, Paco entrega a Francisco una cantidad nada despreciable de sus peras; estas, claro, sin CLUF ni condiciones ni monsergas, pasan inmediatamente a ser propiedad de Francisco para su completo disfrute. Estudia el resultado y memorízalo:

Transacción 0xN

Insisto en que te quedes con la "foto": es una transacción tras la cual el uno se queda con lo mismo que tenía (sin ceder nada en el intercambio) y el otro se queda con menos (yendo la diferencia a parar a manos del que no ha cedido nada en el "intercambio").

¿Te resulta familiar? ¿Te ves en esa foto? Y, ¿qué ves en esa foto?